martes, 28 de abril de 2015 a las 04:20 PM

El caso de Concepción del Yaguareté Cora

Gracias a este trabajo donde toda la comunidad participa, los vecinos han descubierto que poseen “activos” que les permiten generar ingresos.

Concepción del Yaguareté Cora es una localidad del interior de Corrientes de 5.000 habitantes, fundada hace más de 200 años, cuna de pequeños agricultores y ganaderos, y con un privilegiado acceso al Iberá. Con el tiempo, esta localidad fue perdiendo su protagonismo y también su población más joven por falta de oportunidades.

En 2009, un grupo de personas de la comunidad comenzó a trabajar para poner en valor los recursos naturales, culturales e históricos, y empoderar el capital humano. En 2010 se concretó la decisión política del Gobierno de Corrientes de tomar la actividad turística como un objetivo prioritario y así comenzó una etapa de concientización con la comunidad que, utilizando metodologías participativas, resultó en un Plan Estratégico de Ecoturismo para Concepción del Yaguareté Cora.

En este proceso los concepcionistas recuperaron su identidad reconociendo un patrimonio arquitectónico urbano y actividades tradicionalistas, junto con el mencho, el caballo, el chamamé, las danzas folklóricas, la gastronomía tradicional y las artesanías, en un medio natural privilegiado.

De esta forma se concretaron los siguientes productos y servicios ecoturísticos: senderos y recorridos sobre las lagunas, arroyos y ríos; circuitos de avistaje de flora y fauna; un Centro de Interpretación del Iberá; el Museo Histórico Manuel Belgrano; el Museo para Niños La Pilarcita; la terminal de transporte público; pasarelas sobre la laguna; puesta en valor de la Fiesta del Peón Rural; alojamientos turísticos hoteleros; desarrollo de artesanía en fibras vegetales y la primera Asociación de Guías Locales habilitados.

Actualmente se trabaja en el armado del Museo del Hombre de Campo Correntino (Ñanderecó), en nuevos campings sobre la laguna y muchas obras que impactarán de forma positiva en la vida de los concepcionistas.

Gracias a este trabajo donde toda la comunidad participa, los vecinos han descubierto que poseen “activos” que les permiten generar ingresos. Uno de ellos es su casa, para brindar alojamiento a turistas o la capacidad gastronómica que han desarrollado a lo largo del tiempo.

La experiencia en Concepción ha resultado un proceso muy enriquecedor: logró despertar un gran entusiasmo en la comunidad, que participó de capacitaciones sobre ecoturismo y sobre la importancia de mantener la estética tradicional del pueblo, utilizando materiales locales para la construcción y la decoración.

Concepción es uno de los únicos lugares donde el turista puede conocer la actividad tradicional del hombre del estero y apreciar su vestimenta y costumbres. Al mismo tiempo, es una localidad con una gran impronta histórica por la presencia del General Manuel Belgrano en 1810, acompañado por el Tambor de Tacuarí, que simboliza el heroísmo y el compromiso con la Patria.

En este proceso fue fundamental el rol del municipio, su equipo de trabajo y la coordinación con el Gobierno Provincial y fundaciones para hacer del ecoturismo un modelo de desarrollo real. Hoy se está trabajando para complementar la oferta turística de Concepción con la de los municipios de Mburucuyá y San Miguel.

Más leídos